Las aves en el Quijote

         Las aves en el Quijote

 8-quijote-menezes1 ok

  El gran clásico de la literatura ibérica El ingenioso hidalgo don Quixote de La Mancha. Como en las otras obras de este autor en muchas ocasiones las cita, las aves tienen una función metafórica o sirven como comparación, incluso aparecen en frases hechas, como la primera referencia que hemos encontrado en la primer parte:

                  -Señor, una golondrina sola no hace verano.

12486001-aves-golondrina

En el capítulo XIV de la primera parte aparece La canción de Grisostomo, donde se mencionan varias aves:

[...el agorero

graznar de la corneja, y el estruendo

del viento contrastado en mar instable:

del ya vencido toro implacable

bramido, y de la viuda tortolilla

el sentirle arrullar; el trsite canto

del envidiado buho...]           

            Los córvidos vuelven a aparecer en el capítulo XXII de la segunda parte como agoreros:

[...salieron por ella infinidad de grandísimos cuervos y grajos, tan espesos y con tanta priesa, que dieron con don Quixote en el suelo; y si él fuera tan agorero como católico cristiano, lo tuviera a mala señal y excusara de encerrarse en lugar semejante.   Finalmente, se levantó, y viendo que no salían más cuervos ni otras   aves nocturnas...]

cuervo22ok

Ya en el capítulo X de la segunda parte, encontramos una referencia a halcón, ave usada por los cetreros de la época:

[...tomó la corricia, y puestas ambas las manos en las ancas de la pollina, dió con su cuerpo, más ligero que un halcón, sobre la albarda.]

            Más adelante, cap. XLI de la segunda parte, nombra más aves de cetrería:

[...como hace el sacre o neblí sobre la garza, para cogerla por más que se remonte...]

[...la blanca paloma se verá libre de pestíferos girifaltes que la persiguen...]

[...que las uñas largas hermosean las manos, como si aquel excremento y añadidura que se dejan de cortar fuese uña, siendo antes garras de cernícalo lagartijero...]

            En el capítulo XII de la segunda parte, hace referencia a dos aves “zancudas” castellanas:

[...de las cigüeñas el cristel, de los perros el vómito y el agradecimiento; de las grullas la vigilancia...]

A los pequeños paseriformes los nombra en pocas ocasiones y siempre como recurso estilístico, en el cap. XXII de la primera parte dice: [...Este, señor, va por canario, digo por músico y cantor.En el XXXVII de la segunda parte, menciona al jilguero en su forma antigua[...he oído decir a un boticario toledano que hablaba como un gilguero...]

El Raitán de Biblioteca                                     Alfonso Chaparro Villar

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario